15/10/10

SecretO

Seguramente va a esperar que yo escriba algo sobre el secreto y que sea de lo más flashero. Y si, que quieren que les diga.
Tal vez, no sé si es el objetivo de esto, relacionar las cosas con grupo o hacerlo como a uno le salga, sin referirse a nada y a nadie. Pero como todos estamos involucrados en el tema, seguro en un momento u otro hablo de ustedes.
¿qué es el secreto? No se. Se podría decir que es una cosa que se mantiene oculta, que alguien mantiene oculta. O sea, que seria algo así como “no contar algo que mantengo oculto”.
    Si, pero ¿qué hace que lo que uno mantenga oculto sea secreto? Hay cosas que se mantienen en secreto con una sola persona, varias pueden tener su secreto (y autollamarse sociedad secreta). Entonces un secreto podría ser algo que no que no se le dice a gente que no merece saberlo.
O es algo que saben uno o muchos, pero que uno o muchos no lo pueden saber porque de algún modo les afecta, por lo cual se mantiene un secreto. Pero también esta el secreto que solo yo se, y tal vez no digo porque afectaría a tales persona/as.
  Entonces tener un secreto es casi como una obligación, yo no cuento algo a alguien porque lo afectaría. El miedo, temor me hacen no contárselo a esa persona. Y se podría decir que el secreto es contra alguien, o contra uno. Pueden que ese secreto sea algo que salga de lo común, sea algo feo o vergonzoso, sea algo bueno que por razones ajenas a uno no se lo puede decir. Lo que me hace pensar que un secreto es algo malo.
 Malo. si, puede ser. Puede ser que Sebastián, en su gran Historia de “E! Hollywood true Story” se le.... erecta la mazorca cuando... este... defeca. Y lo cuenta diciendo que fue otro, cuando tal vez era él. Bue, es medio extremo el ejemplo para explicar esto. A lo que iba, era que uno cuando tiene un secreto, tiene la necesidad de contarlo. Y como el ejemplo que Don Sebastián, se pude contar un secreto propio como si no fuera de uno. Un “lo conté, y sigue en secreto”. Onda mensaje subliminal, digo algo pero en realidad estoy tratando de decir otra cosa, porque si digo el secreto tal cual es se arma el tole tole (esto se esta descajetando, venia re serio). O también esta saber el secreto de otro, que me lo cuentan a mí con la condición de “mantenerlo en secreto”. O también puede ser un secreto propio, que lo cuento a la persona de confianza para que también la mantenga en secreto. Se pude armar la situación de que en un grupo todos sepan un secreto de todos porque entre ellos se lo habían contado en secreto. O puede ser que uno no sepa algo, y todos lo sepan. O que uno tenga un secreto que contó a un amigo, y ese amigo se lo contó en secreto otro, y el otro a otro. Todo en secreto. Entonces la 1° persona puede estar feliz confiando que su secreto esta en buenas manos, cuando todos a su alrededor lo saben. Y todos creen saber algo que los demás no saben.
¿Pero esto a quien carajo le importa mas que a nosotros en una noche de alpedismo avanzado? Y a nosotros nos importa, creo, al menos a mi. Tememos secretos entre nosotros, seguro, no se cuentan, puede ser... ¿Eso hace que interfiera en algo la relación? No creo. Si uno supiera todo del otro las cosas no tendrían mucha gracia. Una de las mejores cosas es descubrir poco a poco a la persona/as que nos rodean. Pude ser que lo que se descubra o se sepa luego de un tiempo sea un bajo o algo que uno no esperaba. Como también pude ser algo mágico (no, no tengo poderes, lamento decirlo) que cope a no o a todos. Como también puede ser que no se sepa nunca, hay cosas que una persona jamás va a contar.
En realidad si alguien mantiene en secreto algo, es porque quiere. Y si decide contarlo es su decisión, y no puede ser obligado a hacerlo (sacándole los dientes con una pinza puede ser, pero no es el caso). No creo, espero, llegar a vivir la misma situación de Don Seminara (“me hago la del mono...” Seminara, artista Por-Art contemporáneo). Eso es algo que nadie deseaba saber.
 Así que en conclusión, hay cosas que nacieron para no ser contadas, otras cosas que no se pueden decir, algunas no se pueden decir solo por joder a uno, o para no lastimarlo. Así que guarden sus secretos, no se lo digan a nadie (no me enojo si me lo dicen, yo no se lo voy a contar a nadie...), y si deciden contarlo, asumir las consecuencias, por algo se mantenía en secreto.

 En realidad esto no estuvo tan flashero como esperaba, pero es lo que salió, y así quedo. Chim-pum!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada